sábado, mayo 06, 2006

Destino

Podré evitar el destino
Que viene corriendo tras de mí, asechando mis pasos.

Mis huellas son su alimento diario.
Su respiración entumece mi espalda.
Siento su pasar frío, recorre todo mi cuerpo

la sangre sé me coagula, mi mente se entorpece.

Tengo miedo, tiemblo ante ti

Todo se derrumbará ante tu presencia
Y yo solo voy compitiendo contra el tiempo en reversa.


Su tic tac, lenguaje eufmistico
que se siente como navaja entrando
Por mis venas y va quitando la poca vida que me queda.

3 Comments:

Blogger Esteban Iacomelli said...

Me gusta mucho.
Nada mas incierto y la vez conocido, que nuestro destino.

10:32:00 a. m.  
Blogger Txeba said...

Como nos persigue el tiempo, y pareciera que nosotros somos los que vamos para atras... vale pordarse una vuelta, es bueno encontrarse con alguien con ganas de escribir...

Un saludo.

8:52:00 p. m.  
Blogger Marcos said...

Hola!

Me pregunto si realmente existe algo como el destino. Creo que no, que más bien existen probabilidades de ocurrencia de los sucesos futuros en base a lo que pasa en el presente. Y uno puede ser parte activa en el desarrollo de las circunstancias. Si existe algo como el destino, ese "algo" no es tan determinante como para hacernos meras presas de él.

Si algo como el destino existe, sugiero en este poema pequeño una actitud frente a ese destino:

"Mira de frente a tu destino
Mírale fijamente a los ojos
Muéstrale tu voluntad con fija mirada
Y tuerce su mano con tus ojos"

Saludos, que estés bien.

1:00:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home