miércoles, octubre 03, 2007

Yo le regalo mi cobardía al viento, para que éste le azote contra el pavimento y se vuelva más tosco.

1 Comments:

Blogger Rommy Strasser said...

me encantó. dan ganas de hacer lo mismo con el mío.

10:02:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home