domingo, febrero 22, 2009

Seremos mar

Hasta el hastió de tu corazón inexorable
De tu pecho infranqueable.
De tu lengua, que como daga entra en mi boca
Ciñéndose a mi garganta
Drenando así la sabia de los recuerdos tingados
Y escupidos en el pavimento.

Luego, erosionados por el viento de la ciudad.
Tal vez cobijados escrupulosamente
Por una hoja de otoño, igual de seca.

Ansias de tus ojos asesinos.
De hacer de ti mi escultura de sal.

Seremos mar.
Seremos mar si tu llegada es de madrugada.


3 Comments:

Blogger Esteban Iacomelli said...

Convertirse en estatua de sal, al mirar hacia atras, hacia al pasado.
Es eso lo que estas diciendo?
Saludos
Siempre es bueno pasar a leer tu blog.

12:51:00 p. m.  
Blogger Soy.una.Quijote. said...

No, en realidad no me referìa eso...

2:50:00 a. m.  
Blogger Simplemente Sola said...

Hola,mucho tiempo de que te visite por primera vez... bueno aqui estoy leyendo tu entrada más reciente, espero poder leer más el fin de semana... me encantan tus palabras.
Kali

10:35:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home